Purgador automático: ¿abierto o cerrado? Guía completa para elegir el adecuado

Paso a Paso para Instalar un Purgador Automático en un Radiador

Si eres un apasionado del bricolaje, seguramente te has enfrentado a la tarea de instalar un purgador automático en un radiador. Este dispositivo es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema de calefacción, ya que permite la eliminación del aire acumulado en el circuito, garantizando un rendimiento óptimo. A continuación, te explicaré detalladamente el proceso paso a paso para llevar a cabo esta tarea con éxito.

Preparación de Herramientas y Materiales

Antes de iniciar la instalación del purgador automático, es importante contar con las herramientas y materiales necesarios. Asegúrate de tener a mano un destornillador, llave inglesa, cinta de teflón, purgador automático, y un trapo para limpiar posibles derrames de agua.

Quizás también te interese:  5 accesorios esenciales para instalar en tu baño y mejorar su funcionalidad

Apagado del Sistema de Calefacción

El primer paso consiste en apagar por completo el sistema de calefacción. Asegúrate de que no haya flujo de agua en el radiador en el que vas a trabajar. Esto garantizará tu seguridad durante el proceso de instalación.

Despresurización del Radiador

Una vez que el sistema esté apagado, procede a despresurizar el radiador. Para ello, utiliza la llave inglesa para aflojar el tapón de purga del radiador. Coloca el trapo debajo del tapón para evitar derrames y gira lentamente hasta que empiece a salir aire. Una vez expulsado el aire, aprieta el tapón nuevamente.

Colocación del Purgador Automático

Con el radiador despresurizado, es momento de colocar el purgador automático. Enrosca el purgador en el orificio de purga del radiador utilizando el destornillador. Asegúrate de aplicar cinta de teflón en las roscas para evitar fugas de aire o agua.

Puesta en Marcha y Verificación

Una vez instalado el purgador automático, vuelve a presurizar el radiador cerrando el tapón de purga. Enciende el sistema de calefacción y espera a que el radiador se caliente. Durante este proceso, es importante verificar que no existan fugas en el purgador y que el radiador se caliente de manera uniforme, lo que indicará que el aire ha sido correctamente eliminado.

Probando el Purgador Automático

Para asegurarte de que el purgador automático funcione correctamente, puedes realizar una prueba adicional. Una vez que el sistema esté en funcionamiento, abre el purgador para permitir que salga aire residual. Observa si sale aire seguido de agua. Si todo funciona correctamente, el purgador debe expulsar el aire y cerrarse automáticamente una vez que salga agua.

Verificación de Tornillería y Ajustes Finales

Una vez completada la instalación, verifica que la tornillería esté correctamente ajustada y que no haya fugas de aire o agua alrededor del purgador automático. Realiza los ajustes finales necesarios para garantizar un sellado óptimo.

Quizás también te interese:  5 Razones por las que los Radiadores se Calientan sin Encender la Calefacción

Encendido del Sistema de Calefacción

Una vez realizadas todas las verificaciones, enciende el sistema de calefacción y asegúrate de que el radiador funcione de manera eficiente, con un calentamiento uniforme y sin ruidos de aire en su interior. Si todo funciona correctamente, ¡habrás completado con éxito la instalación de un purgador automático en tu radiador!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *