Cómo Cambiar un Radiador sin Vaciar el Circuito: Guía Paso a Paso

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de cambiar un radiador sin vaciar el circuito es reunir todas las herramientas y materiales necesarios. Asegúrate de contar con un destornillador, llaves inglesas, trapos, un recipiente para recoger agua, cinta de teflón y, por supuesto, el nuevo radiador que vas a instalar. Una vez que tengas todo listo, puedes empezar con el proceso de sustitución.

Preparación inicial

Antes de comenzar con el cambio del radiador, es fundamental apagar la caldera y cerrar las válvulas de entrada y salida de agua que conectan al radiador que se va a cambiar. Esto es crucial para evitar cualquier fuga de agua y para garantizar que el proceso de sustitución se realice de forma segura.

Quizás también te interese:  Construcción de aislamiento acústico con doble tabique: ventajas y consideraciones

Desmontaje del radiador

Una vez que la caldera esté apagada y las válvulas estén cerradas, coloca el recipiente debajo de las conexiones del radiador para recoger cualquier agua residual que pueda salir. Ahora, procede a aflojar las tuercas de las válvulas de entrada y salida con la llave inglesa. A continuación, desconecta el radiador del sistema girándolo suavemente para desenroscar las conexiones.

Instalación del nuevo radiador

Una vez que el radiador antiguo esté desmontado, es momento de instalar el nuevo. Comienza por envolver las roscas de las válvulas con cinta de teflón para asegurar un sellado hermético. Luego, coloca el radiador en su posición y conecta las válvulas de entrada y salida apretando las tuercas con la llave inglesa. Asegúrate de que las conexiones queden bien selladas para evitar fugas.

Quizás también te interese:  Guía completa para aprender a envolver con tela paso a paso

Purgado del radiador

Una vez que el nuevo radiador esté instalado, es importante purgarlo para eliminar el aire del circuito. Para hacer esto, abre la válvula de purga del radiador utilizando el destornillador. Escucharás un siseo a medida que el aire sale del radiador. Mantén la válvula abierta hasta que comience a salir agua en lugar de aire, luego ciérrala.

Comprobación y encendido

Después de purgar el radiador, verifica que todas las conexiones estén bien apretadas y que no haya fugas de agua. Una vez que todo esté en orden, enciende la caldera y verifica que el nuevo radiador se caliente de manera uniforme. Si todo funciona correctamente, ¡has completado con éxito el cambio de radiador sin vaciar el circuito!

A lo largo de este proceso, recuerda estar atento a cualquier indicio de fugas y, en caso de duda, no dudes en consultar a un profesional. Con paciencia y cuidado, cambiar un radiador sin vaciar el circuito es una tarea que puedes realizar por ti mismo y que te ahorrará tiempo y dinero.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *